Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



jueves, 3 de octubre de 2013

Cómo hablamos en las redes sociales




Hoy he localizado en Internet una referencia sobre un trabajo de investigación que ha estudiado el lenguaje utilizado en las redes sociales. La investigación lleva por título ‘Personalidad, género y edad en el lenguaje de los medios sociales: El enfoque del vocabulario abierto’. Ha sido realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Pensilvania, bajo la dirección de H. Andrew Schwartz y publicado en la revista Plos One.

El estudio ha tomado como referencia Facebook, y se ha realizado con 75.000 voluntarios, analizando el lenguaje empleado a través de 15,4 millones de mensajes y 700 millones de palabras. A diferencia de otros trabajos, la singularidad de este es que se hizo con "vocabulario abierto", es decir que no se partió de un listado de palabras para luego contabilizar las más usadas. El objetivo del estudio se centra en conocer la personalidad y el estado emocional de las personas según la escritura en un medio personal. Este trabajo forma parte del ‘Proyecto del Bienestar Mundial’.

De los análisis realizados a partir de la información obtenida, se deducen diferencias en el uso del lenguaje en función del género. Así, se aprecia cómo dominan en la mujer palabras como "amor", "compras", "familia", "cumpleaños" y..."mi pelo"; en el hombre habitualmente se utilizan expresiones como  "follar" en sus diferentes conjugaciones, "gobierno", "economía", "mierda", "mi mujer", "mi novia", "playstation" y "fútbol".

Al inicio del trabajo, los 75.000 voluntarios cumplimentaron un cuestionario para ser categorizados entre cinco patrones de personalidad, del extravertido al introvertido, pasando por el neurótico. Hay resultados obvios, como que el extravertido habla más de fiestas y el neurótico de depresiones, pero otras más curiosas, que solo se pueden descubrir con un vocabulario abierto, como la relación entre el introvertido y el "manga" japonés y el menos neurótico con "vacación" o "iglesia". Un factor que se ha revelado significativo es la edad. Los investigadores crearon cuatro grandes grupos. Las palabras más habituales en los mensajes de los menores de 18 años se refieren al colegio y a los deberes; entre los de 19 y 22 años triunfa el sexo y la preocupación por los exámenes; a partir de aquí comienza la preocupación por el trabajo, la oficina, y la bebida; y de los 30 años en adelante, familia, hijos y amigos ocupan el centro de los mensajes, es decir la importancia de la familia y la amistad se acrecienta a medida que aumenta la edad, aunque los investigadores matizan su conclusión con el hecho de que los mayores tienen una menor presencia en las redes sociales.

Este estudio puede ser consultado en el siguiente enlace: