Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



martes, 8 de julio de 2014

La orientación del estudiante en la universidad




Aporto hoy la referencia de un proyecto de investigación europeo, en el que viene participando nuestro Grupo de Investigación, con una duración de dos años y financiado por el Lifelong Learning Programme, dentro del subprograma Erasmus de la Unión Europea.  Este proyecto que finaliza este año 2014, se denomina Stay In y analiza las causas de defección y abandono temprano por parte de los estudiantes universitarios en el ámbito europeo.

La baja participación e implicación de los estudiantes en las instituciones de educación superior cabe vincularla a un variado conjunto de factores de tipo estructural, funcional y organizativo, así como de otros aspectos que no dependen de la propia institución universitaria. Se ha observado que incluso la flexibilidad en las instituciones (en cuanto a  la disponibilidad de oferta académica, modalidades de enseñanza y evaluación, la disponibilidad de cursos de idiomas para estudiantes migrantes, etc.), no conduce linealmente a mejorar las tasas de éxito. Hay un eslabón perdido entre los recursos disponibles y el beneficio de los alumnos, que junto con otras variables que intervienen durante la carrera (cuestiones emocionales y psicológicas) hacían pertinente un estudio pormenorizado del estado de la cuestión, cuyo objetivo principal fuera fomentar la inclusión en la universidad.

Por esta razón, el proyecto Stay In busca como mejorar la inclusión de determinados grupos de estudiantes con dificultades, para lo cual se plantea la necesidad de centrarse en conocer  la experiencia de la persona en formación y proveer un apoyo adaptado, por medio de los servicios de orientación y asesoramiento, otorgando un papel relevante a las tecnologías de la información y la comunicación. De esta manera se busca ayudar de manera más personalizada a los estudiantes mediante el desarrollo del concepto e-orientación, y tratar de evitar la deserción académica. La idea básica es explorar fórmulas para que los servicios de orientación y asesoramiento de las universidades cubran y aminoren ese eslabón suelto que puede existir entre el estudiante y la organización educativa.

Además, establecer un diálogo continuo entre estudiantes y la organización universitaria es fundamental para ayudar y  comprender mejor por qué los grupos de alumnos minoritarios alcanzan un nivel educativo inferior, y  actuar para eliminar los posibles obstáculos. El  impacto del proyecto va dirigido directamente a los estudiantes universitarios, el personal de orientación y asesoramiento y a los tutores y profesores. Por otra parte, se pretende que los resultados del proyecto resulten útiles para  los gestores de las instituciones de educación superior, los investigadores y los docentes.

Nuestro grupo de investigación ha asumido, entre otras, la tarea de desarrollar el pilotaje o fase de prueba del diseño elaborado en el proyecto, concretado en la creación de una plataforma de orientación virtual para las universidades europeas, a la que se puede acceder en el siguiente enlace: